Welcome to Frecuencia Estéreo 88.4 F.M   Click to listen highlighted text! Welcome to Frecuencia Estéreo 88.4 F.M

La expansión de Medellín migró hacia Bello

La expansión de Medellín migró hacia Bello

El crecimiento de los asentamientos urbanos de Medellín se dirigió inicialmente hacia el sur del Valle de Aburrá, pero luego de presentarse una saturación, hubo un vuelco hacia el norte encontrando en Bello opciones de desarrollos urbanísticos, gracias a su POT.

. Federico Estrada, gerente de la Lonja de Propiedad Raíz Medellín y Antioquia, conceptuó que “Bello tiene una normatividad que ante la imposibilidad de construir en otros sectores, los promotores y desarrolladores inmobiliarios han encontrado opciones allí”.

Mauricio Henao, secretario de Planeación de Bello, manifestó que una de las razones de la expansión municipal es la escasez de terrenos en el sur. En Envigado y Sabaneta, por ejemplo, hay carencia de tierra y esta tiene más valor, si se compara con Bello”.

Los territorios del norte fueron apetecidos desde el siglo XX por la industria. Caídas de agua, haciendas, territorios verdes y de reservas fueron cediendo ante la necesidad de construir vivienda para la población creciente que encontraba en sus barrios y comunas aposento ante la violencia existente en otras zonas de Antioquia y el país. Sectores como Salento, El Trapiche, la reserva donde está ubicado el Hospital Mental, sucumbieron al denominado progreso.

Cuenta Guillermo Aguirre, director de la Oficina de Patrimonio Cultural de Bello, que el territorio se incorpora al perímetro urbano por los servicios públicos.

El experto agregó que desde finales de la década de 70, del siglo pasado, Empresas Públicas de Medellín empieza a reemplazar el acueducto originario con uno moderno para satisfacer las necesidades ciudadanas.

Y desde finales de 1990 la ciudad da comienzo a un proceso de ordenamiento con el Plan de Desarrollo.

Sectores de la hacienda Salento, donde otrora las familias se reunían para disfrutar del aire libre y la recreación dieron paso a proyectos de urbanización hoy altamente densificados y con pocas opciones de recreación.

La hacienda de la familia Ospina, que fue prestada al cuartel de carabineros, hizo lo propio y los cultivos de caña y el trapiche usado para producir panela pasaron a ser historia. Con la creación del Metro de Medellín desapareció el último gran espacio verde que la ciudad tenía en el valle de Niquía, en los bajos del cerro Quitasol.

El Metro dio vida a tres estaciones: Niquía, Bello y Madera y estas, a su vez, dispararon la construcción de vivienda en altura en la zona occidental de la ciudad.

Equipamientos

El desarrollo no siempre ha respondido a las necesidades de sus habitantes. De acuerdo con lo expresado por Aguirre, el municipio enfrenta retos porque los grandes inversionistas en propiedad raíz no tienen una relación muy clara con la administración. Se construyen edificaciones pero faltan espacios públicos para los habitantes.

Al respecto, el gerente de La Lonja señaló que “una presión urbanística como la que tiene hoy el municipio amerita que, de manera paralela, se genere el espacio público, el equipamiento y la infraestructura vial necesaria. Henao, señaló que cada urbanización debe cumplir con vías obligadas que mejoren la accesibilidad a su proyecto y obras para mejorar el entorno, parques, amoblamiento urbano y obras de infraestructura en general.

Fuente:Periodico el Colombiano.

http://www.elcolombiano.com/antioquia/la-expansion-de-medellin-migro-hacia-bello-KN3924862

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Click to listen highlighted text!